En el ojo del huracán ( I ): audición de novedades en la gama de Graham Audio

Graham Audio en Werner Música

Debut de la columna LS5/9F y el monitor 5/5

Introducción de dos cajas acústicas de excepción que completan el portfolio de la marca británica


Después de mucho tiempo en el que la ciudad condal ha estado huérfana de presentaciones de producto de las que levantan gran expectación en la comunidad audiófila, es de suponer que por el intenso ritmo de los últimos años y el hecho de haber entrado en una época, por diversos motivos, de cierto reflujo, se ha dado la oportunidad de poder ver y escuchar las novedades de la firma británica Graham Audio, que amplió su ya extenso y magnífico portfolio de producto con dos novedades que vienen a enriquecerlo todavía más. Brevemente y a modo de reseña, señalar que Graham Audio es heredera de una filosofía de producto que se remonta a mediados del siglo pasado y que se ha dado en recrear las reputadas y legendarias cajas acústicas de la BBC, que han conocido numerosas declinaciones a través de una sucesión de innumerables marcas: Harbeth, Rogers, Falcon y tantas otras que licenciaron modelos que se utilizaron en los estudios de grabación de la BBC y que las firmas mencionadas replicaban, en la mayoría de los casos, con fidelidad total al original, ofreciéndolos a la comunidad audiófila para una experiencia en la mejor tradición de la filosofía de producto inglesa: elegancia, neutralidad y una tímbrica muy reconocible que ha seducido, a lo largo de los años, a una legión de aficionados.

La composición de los equipos que pudimos escuchar en el loft es la siguiente ( hay que tener en cuenta que las dos electrónicas pudieron escucharse con las dos parejas de cajas acústicas con un Rolling continuo, en algunos casos a petición de los propios aficionados ).

Equipo no.1:

  • Fuente digital: dCS Vivaldi One

  • Reloj de sincronismo externo: dCS Rossini 

  • Amplificador integrado: Thrax Audio Ares

  • Cajas acústicas: Graham Audio LS5/9F

  • Cableado del sistema: Dyrholm Serie X de cajas acústicas, Zodiac Series de interconexión y Zodiac Series de corriente

  • Accesorios: Finite Elemente Cerabase

Equpo no.2:

  • Fuente digital: dCS Vivaldi One

  • Reloj de sincronismo externo: dCS Rossini

  • Preamplificador de línea: Soulution 520

  • Etapas de potencia monofónicas: Bel Canto Ref 600

  • Cajas acústicas: Graham Audio LS5/5 sobre soportes dedicados de Graham Audio

  • Cableado del sistema: Siltech 35th Anniversary Series Crown Prince de cajas acústicas, Crown Princess de interconexión, Crown Prince Power de corriente

Como se ha mencionado, las dos parejas de cajas fueron audicionadas con ambas configuraciones descritas anteriormente, aunque inicialmente el planteamiento fue el descrito. Aunque ambas cajas eran novedad absoluta en nuestro país y se presentaban ante el auditorio por primera vez, en mi caso, y creo que no fui el único, la máxima expectación la suscitaba el monitor grande, la 5/5. Esta deriva conceptualmente de su predecesor 5/8, y ha introducido novedades importantes que reseño someramente. La construcción del recinto, que se ha llevado a cabo de forma que el altavoz de medios graves se encuentra parcialmente encastado dentro del bafle, de tal manera que sólo un determinado porcentaje del cono es radiante y esto redunda en una mejora importante de la dispersión, lo que lleva a una escena mucho más creíble y realista. Esta solución la hemos visto anteriormente en otras firmas como por ejemplo Tannoy. 

Escuché el sistema con la 5/9F con la amplificación Solution/Bel Canto, caracterizándose por una tímbrica agradable, sobre todo en lo que hace a un medio muy revelador y una restitución precisa y controlada. El grave fue el punto en el que se produjo una prestación más discreta, adoleciendo en algunas grabaciones de una cierta falta de cuerpo, a pesar del tamaño de la caja. Con la otra amplificación, la búlgara Thrax, la restitución se vuelve decididamente más orgánica, con una calidez que nos lleva a una escucha mucho más agradable. Aún con la pérdida de un cierto detalle, me resultó más natural la asociación, lo que atribuyo a que en el primer caso, las etapas Bel Canto probablemente necesiten de un preamplificador de la propia firma. El altísimo nivel del previo Soulution marca unos niveles de exigencia no fácilmente alcanzables, por lo que, en mi opinión, ambos deben ser asociados con sus parejas naturales, lo que no va en detrimento de su enorme categoría individual por separado.

La audición de la 5/5 era la más esperada, sin duda alguna. A pesar de que en teoría nos encontramos frente a una caja de tipo monitor, su tamaño condiciona toda la experiencia. Y en este caso, en el caso de la amplificación Soulution/Bel Canto, con determinadas grabaciones, pudimos constatar una situación inversa a la vivida con anterioridad: una manifiesta pérdida de control del grave, lo que atribuyo a la dificultad del ataque las cajas que las Bel Canto no son capaces de resolver en su totalidad. No lo entiendo como una característica de la caja, sino como el resultado de una asociación que no parece la más adecuada. La escena, en cambio, es casi modélica: proporcionada, centrada y con buena separación de instrumentos. Uno de los grandes momentos de la audición.

He reservado para el final el emparejamiento que mi intuición me decía que podía hacernos vivir los mejores momentos. Las 5/5 con la amplificación Thrax es, en mi opinión, el mejor emparejamiento que pudimos escuchar en el Loft de Werner. Con la fuente digital dCS Vivaldi, bien conocida por mí, y a pesar de utilizar unos cables de los que no había escuchado con anterioridad, de la firma Dyrholm, el conjunto satisfizo todas mis expectativas y fue, sin duda alguna, el más convincente. Tímbrica excelente, con un medio amplio y de gran realismo, un agudo detallado y nada agresivo, y - ¡ por fin ! - un grave controlado y profundo, sin exagerar la frecuencia, muy natural. Escena muy holográfica, incluso mejor que con las otras Graham. Las piezas acabaron de encajar y esta asociación, Thrax/Graham, promete, en este sistema y en otros configurables, una experiencia extremadamente musical. Todo parece trabajar en la dirección de conseguir el objetivo de una reproducción realista, natural y sobre todo relajada, fluyendo la música y en ausencia total de fatiga.

Una audición de cuatro sistemas - es a lo que realmente nos enfrentamos - es un reto absoluto y una experiencia para la que se necesita un nivel de concentración elevado. El hecho de que pudiéramos escucharlos en períodos alternos y cortos, facilitó mucho las cosas, con el fin de poderlos caracterizarlos, y evitó en gran medida la lógica fatiga y pérdida de concentración que de otra forma se hubiera producido. También tiene otro efecto colateral que debo señalar: pone más de manifiesto los defectos - también las virtudes - de los sistemas. En este caso, los aspectos mejorables de cada configuración son atribuibles, en mi opinión, a que las asociaciones en alguno de los casos fueron delicadas, debido al carácter de cada componente. Esto no obsta para que las Graham que se presentaron sean unas cajas excelentes, que mantengan alto el pabellón del característico " sonido inglés ", que tantos representantes tiene y entre los que tan difícil es destacar. Sin duda alguna, volveré a escuchar las cajas Graham. Su potencial es muy grande y las configuraciones con las que pueden destacar, muy numerosas.

No querría finalizar sin agradecer al responsable de producto de Werner, Xavier Casellas, su habitual cordialidad y cooperación con este que escribe la crónica, así como al director técnico de Graham Audio, Derek Hughes, sus extensas y clarificadoras explicaciones sobre los componentes presentados en esta audición.

Barcelona, 7 de Marzo de 2020.


Comentarios

Entradas populares